lunes, 16 de junio de 2014

Un extraño doodle de google en los mundiales de fútbol

Hoy, 16 de junio, Google nos ha sorprendido con un doodle insospechado. Entre la multitud de espectadores de las gradas (letras): ¡Uno estaba leyendo un libro! Y tan abstraído que, cuando todos se mueven haciendo la ola a su alrededor, él (la letra I) está absorto y reacciona tarde ante ese movimiento colectivo. 

Que haya alguien leyendo en medio de tanta gente dedicada a seguir un espectáculo nos debe hacer pensar que la lectura puede ser tan entretenida o más que la simple contemplación de un juego. 

Un doodle para pensar...

Recordemos las palabras del escritor portugués José Saramago sobre lectura y deporte:
"Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio. Que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista: Tienes que leer"

lunes, 2 de junio de 2014

La Feria del Libro

¡Ya llegó la Feria! No la Feria de los caballitos, los coches de choque, las tómbolas, los fuegos artificiales y los puestos de tapeo: sino una feria de atracciones tan extraordinaria que incluye todo eso y mucho más pues dentro de ella caben todos los lugares, todas las aventuras y todas las emociones imaginables: Llegó la feria del libro.

Sí, amigos, del 30 de mayo al 15 de junio se celebra en el parque del Retiro la 73º Feria del libro de Madrid. 



Nada menos que 502 expositores, en 364 casetas, que mostrarán muchos de los 81.000 títulos que se han editado en España en el año 2013.  Fijaros si es importante que 1 de cada 5 libros que se venden cada año en el país se hace en estos 15 días en la feria. Es tan interesante que más de 800 autores pasarán por ella para firmar sus libros a los que lo deseen.  

Crónica de nuestro corresponsal biblitecario.

El domingo, 1 de junio, amaneció tibio y soleado. Después de la lluvia del día anterior era el momento perfecto para dedicar la mañana a acercarse al Retiro y pasear tranquilamente entre las casetas de la feria. Próxima al Hospital del Niño Jesús está una de las puertas del Parque que, en apenas 200 m. nos llevó a uno de los extremos de la larga fila de casetas. Justo allí un equipo móvil de la cadena de radio SER realizaba un programa en directo: estaban entrevistando a Almudena Grandes una autora que quizás vuestros papás conozcan. 
 Es curioso contemplar uno de esos programas hecho bajo  una pequeña carpa en la que se instalan las mesas al aire libre, los controles de sonido y los grupos electrógenos insonorizados; y donde se sientan la presentadora y los invitados  con sus auriculares y micrófonos...Después de la entrevista la autora se dirigió a su caseta (medio kilómetro más allá) pues la esperaban muchos admiradores (hasta media hora tuve que esperar yo para que me firmara la novela "Las tres bodas de Manolita", su último éxito.) 

Luego empecé el recorrido por el amplio paseo, con casetas a ambos lados y muchísimo público (muchos, niños como vosotros). En buena parte de las casetas había autores firmando sus obras. Algunos me sonaban o me eran conocidos. Era sorprendente verles en "carne y hueso", tan frágiles, tan humanos... pues uno tiende a idealizarlos, a pensar en ellos como una especie de dioses lejanos. Con una sonrisa, o la mejor de sus caras, firmaban a sus admiradores ejemplares de sus obras. 

¡Había tanta gente...! Todos se tomaban con mucha calma el caminar frente a las casetas; muchos se paraban a ojear los ejemplares. Los niños cogían sus cuentos y empezaban a leerlos directamente (y, a veces, los acababan porque eran cortitos). Había también muchos famosos firmando: directores de cine, periodistas, incluso personajes de cuento firmado...  porque, cuando eres famoso, suele darte por escribir libros, digo yo. Allí vi a Álex de la Iglesia, a José Luid Garci (que son directores de cine) por ejemplo.
Los mayores nos interesamos por escritores más serios Fernando Sabater, Rosa Montero, Javier Marías, Almudena Grandes, Rosa Montero, Álvaro Pombo, Jesús Ferrero, Luis García Montero, Javier Reverte, Andrés Ibáñez, Julia Navarro, Dolores Redondo... pero los había demedio mund: el irlandés John Connolly, la francesa Anna Gavalda, los ingleses Neil Gaiman y Ben Brooks, el colombiano Jorge Franco, el cubano Leonardo Padura y los chilenos Isabel Allende y Rafael Gumucio. Cineastas como Alex de la Iglesia; fotógrafos como Chema Madoz. Incluso encontré algún viejo conocido como Javier Urra que fue defensor del menor en la CAM hace años y me firmó un libro que regalé a mi mujer. 
Pero los niños tenían lugares especiales para ellos: desde casetas de editoras especializadas como Kalandraka, hasta talleres de cuentos con tableta digital de Samsung. Y, muchas, muchas, casetas con libros infantiles.
Así, sin darme cuenta, se me pasaron las tres horas ¡y no había visto ni la mitad!. Llegó el momento de comer, así que tuve que dejar la feria. Lo bueno también se acaba.










Le leyenda del Arco Iris



Arco Iris desde la Avenida de Lisboa  cercana al Colegio.

Cuenta una antigua leyenda irlandesa que que los leprenchauns (duendes que habitan en Irlanda desde antes de que llegaran los celtas  y que eran muy avariciosos y ricos), enterraron muchas vasijas de barro (calderos llenos de oro) en lugares secretos. Cuando sale el arco iris, uno de sus extremos siempre surge de uno de esos calderos llenos de monedas. Si alguien logra llegar a él, se encontrará con un extraordinario tesoro.
Esto hace que, justo después de llover (y en Irlanda llueve mucho) los padres de los niños irlandeses les inviten a salir a la calle y perseguir el arco iris para encontrar un tesoro. Y los niños, claro, encantados de salir a jugar y practicar un nuevo juego lleno de carreras imposibles, pues como ya sabéis, nunca se llega al arco iris ¿O sí?


Pues resulta que el 21 de mayo, después de muchos días sin hacerlo: ¡Por fin llovió! Y cuando escampó, el cielo nos regaló un extraordinario arco iris que, ¿será casualidad?, tenía uno de sus extremos  prácticamente en el colegio... ¿Alguien encontró el caldero de oro de los leprechauns?