lunes, 2 de junio de 2014

Le leyenda del Arco Iris



Arco Iris desde la Avenida de Lisboa  cercana al Colegio.

Cuenta una antigua leyenda irlandesa que que los leprenchauns (duendes que habitan en Irlanda desde antes de que llegaran los celtas  y que eran muy avariciosos y ricos), enterraron muchas vasijas de barro (calderos llenos de oro) en lugares secretos. Cuando sale el arco iris, uno de sus extremos siempre surge de uno de esos calderos llenos de monedas. Si alguien logra llegar a él, se encontrará con un extraordinario tesoro.
Esto hace que, justo después de llover (y en Irlanda llueve mucho) los padres de los niños irlandeses les inviten a salir a la calle y perseguir el arco iris para encontrar un tesoro. Y los niños, claro, encantados de salir a jugar y practicar un nuevo juego lleno de carreras imposibles, pues como ya sabéis, nunca se llega al arco iris ¿O sí?


Pues resulta que el 21 de mayo, después de muchos días sin hacerlo: ¡Por fin llovió! Y cuando escampó, el cielo nos regaló un extraordinario arco iris que, ¿será casualidad?, tenía uno de sus extremos  prácticamente en el colegio... ¿Alguien encontró el caldero de oro de los leprechauns?



No hay comentarios:

Publicar un comentario