viernes, 21 de marzo de 2014

El buen poema


Breve,

intenso como el viento
un buen poema ha de ser.


Cierto
como un pensamiento,
 bueno o malo puede ser
 pero en verdad será cierto.

Claro
como un manantial,
claro es fundamental
aunque también será raro.

Bello
y no digo como qué,
 bello acaso como aquello
 que lo entiende el que lo ve.

Y ante todo debe ser
 imperfecto en algún punto:
 lo perfecto no lo apunto
 ni lo puedo comprender.


(Jesús Marcial Garnde, para el Blog de la Biblioteca)

No hay comentarios:

Publicar un comentario