miércoles, 11 de diciembre de 2013

FELICITACIONES DE NAVIDAD SELECCIONADAS

Como todos los años, se han realizado felicitaciones en cada nivel, para elegir aquellas con las que será felicitada cada familia.

Estas han sido las seleccionadas.






martes, 3 de diciembre de 2013

Palabras...



Son tres y siempre los mismos. Cuando llega un recreo lluvioso o surge un momento libre, de esos en que su profesora les dice: -¿Habéis acabado ya?, pues coged un libro y poneros a leer-, se dirigen contentos a las estantería y cogen el diccionario. Excitados, se sientan juntos en la mesa de uno de ellos y empiezan a hojearlo con atención. Al poco empieza las risotadas. Se miran entre ellos excitados y cómplices. Se parten de la risa y siguen buscando. Cuando realizan algún descubrimiento espectacular se dirigen corriendo a la mesa de la señorita y le dicen: - ¡Seño, está la palabra "caca"!- y la miran expectantes esperando ver su rostro escandalizado. La seño, impasible, les dice: - ¡Claro, "caca" es una palabra y el diccionario trae las palabras; esas y muchas más: todas!- Espoleados por la respuesta vuelven corriendo al pupitre. Al poco descubren "pedo" (más risas), luego realizan búsquedas más audaces: "puta", después "cabrón" y vuelven a desternillarse al leer su significado... Como si hubieran encontrado un libro prohibido corren a enseñárselo a la profesora: - ¡Seño: que pone "cabrón"!-
La maestra, que lleva tiempo observándolos, les repite con naturalidad: - "También es una palabra, así que también tiene que estar en el diccionario"...
¡Qué deliciosa situación! ¡Qué infantil homenaje al humilde y denostado diccionario, que hallado como un tesoro en la casualidad de un momento de ocio deviene en un libro excitante e iniciático en sus mentes infantiles. ¡Y qué premio a su curiosidad! Esos niños aprenderán para siempre a descubrir las más preciosas gemas enterradas en los estratos, aparentemente anodinos, de los diccionarios.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Técnicas creativas: "Viaje en torno a mi casa" (Rodari)

Rodari habla en su gramática de la fantasía de esta técnica: "Cualquier objeto, según su naturaleza, ofrece soporte a la fábula. Personalmente yo ya he colgado alguna historia, en los colgadores de la fantasía. Por ejemplo, he inventado un Príncipe Helado, que habita en un frigorífico; he hecho caer dentro del televisor a un personaje que lo estaba mirando todo el día; he arreglado el matrimonio entre un joven -antes enamorado de su moto roja japonesa- con una lavadora; he diseñado un disco embrujado, la audición del cual obliga a la gente a bailar, mientras dos malandrines se lo roban todo, etc."

Y nosotros, que tenemos por casa al cole,  vamos a inventar historias sobre un profesor que se olvida de todo y son los niños de la clase los que le tienen que enseñar a leer, 

un patio que se encogía cada día hasta hacerse del tamaño de una lata de sardinas, 


una caja de pinturas olvidada en la cartera que lavó una mamá con lejía  perdiendo todas ellas su color que emprenderán increíbles aventuras para recuperarlo: la roja mojará la punta en la sangre de un dragón, la morada tendrá que tomar el sol durante 40 días, la blanca viajará a las nieves de una montaña ...