domingo, 5 de junio de 2011

Juegos lectores 23: Trabaluengas.

"En la antigua Grecia existió hace mucho tiempo, en el siglo IV antes de Cristo para ser precisos, un famoso orador, filósofo y politico ateniense; se llamaba Demóstenes.
Demóstenes no es el inventor del trabalenguas, aunque antes de convertirse en gran orador fue un hombre al que se le trababa la lengua con mucha facilidad.
Con el fin de solventar su problema, el buen Demóstenes se dedicó con ahínco a ejercitar su lengua colocando una piedra sobre ella y repitiendo hasta el cansancio las palabras más difíciles e intrincadas que conocía.
Cuando logró dominar las palabras, consiguió dominar su lengua y así pudo llegar a ser el gran orador que pasó a la Historia."
NOTA DEL BIBLIOTECARIO.
Otra de las técnicas que usó Demóstenes fue realizar sus discursos frente al mar para superponer su voz al ruido de las olas. Lo que él pensaba le permitía elevar el volumen de su habla sobre los auditorios de las asambleas atenienses es utilizado hoy en día en los gabinetes de logopedia (habla ensordecida) en los niños tartamudos con probada eficacia.

 
Los trabalenguas son uno de los juegos lingüísticos más populares. Son muchos y todos sabemos alguno. Estoy seguro de que conoces la historia un famosísimo trío de felinos que estaban muy apenados comiendo grano un día en un triste campo de trigo. (*1)
Con la familia, en el cole, en las sesiones de logopedia... este recurso-juego nos ha provocado muchas risas y, a veces, pequeñas frustraciones.
Una de mis alumnas de 5º de EP se equivocaba frecuentemente ante palabras difíciles. Un día, después de ser incapaz de decir "Pamplona" tras varios inentos inventamos un trabalenguas especialmente dedicado a ella:
"El pamplonica tenía un plan:
¿cual era el plan del pamplonica?
El plan del panplonica se cumplió
y toda Pamplona a sus plantas se plantó"
(Trabalenguas para Paula M. que, por cierto, lo ha aprendido y lo recita perfectamene.) 

Vamos a intentar inventar uno para el cole:

La gente del San Juan juntó un jamón
una monja en un cajón se lo despista
monja jama buen jamon
del jamón San Juan Bautista.

Y uno para Arganda para no ser menos:

En Arganda hay un tren
tren que pita más que anda
que atraviesa todo Arganda
todito Arganda del Rey.


En este ferrocarril
con rieles entre parras
los borrachos bien la agarran
con el vino de un barril.

(*1) Tres tristes tigres  tragan  trigo en un triste trigal.
En esta página  (hay muchas en internet) tienes una buena colección de trabalenguas.

¿Quieres poner en el blog algún trabalenguas?
Entre los mejores (si son inventados, mejor), uno se llevará un magnífico libro troquelado. Para ello escribe tu trabalenguas en los comentarios (y pon nombre y curso, no te olvides).

No hay comentarios:

Publicar un comentario