sábado, 18 de junio de 2011

Un ramo de rosas

El 18 de junio de 2004, siete años ha, una maestra de Educación Intantil terminaba su ciclo de convivencia y aprendizaje con sus 26 alumnos. Sus vidas quedaban marcadas para siempre. En el momento de la despedida reflexiona, metáfora y verdad, que la vida le ha regalado un maravilloso ramo de rosas, donde el dolor de las espinas ya no duele y queda la fragancia y la pasión de una vidas florecidas.
UN RAMO DE ROSAS LLENAS DE VIDA”
            Son 26…,26 rosas, 26 corazones latiendo, 26 risas, 26 llantos, 26 ojos que me miran cada día …Y es ahora en el silencio  cuando se me nublan los ojos y se me forma un nudo en la garganta, veo este ramo enorme en casa llenando la habitación y perfumando todo.
Y de cada rosa colgado un nombre : Sara, Almudena , Ángela , Rodrigo, Jorge, Álvaro, Camila, Mayte , Pedro,  Sergio,  María C., Celia, Julio , Robert, María A, Leyre , Nicol, Timoteo, Israel, Artur,  Jesús, Laura, Alejandro, Sandra , Alba y Daniel, es vuestra letra la puedo reconocer…Y siento que estáis cerca , que cada rosa tiene vida propia, como si me hablarais.
Hemos compartido muchos momentos juntos, y formáis ya parte de mí. Echo un vistazo a mi alrededor y os tengo presentes …en la foto de Navidad, en Carnaval, en la Orla (estáis tod@s  guapísimos).

Recuerdo que ya desde muy pequeña quise ser maestra, eso decía a mis padres, y es ahora cuando realmente me siento orgullosa de haber escogido esta profesión.
Para mí ser maestra significa mucho más que enseñar números y letras…,
Ser maestra es… enseñar a vivir, a reír, a volar sin miedo a caerse…
Ser maestra es aprender a mirar con los ojos de un niño y a contagiarte de su inocencia , de su espontaneidad  de su ilusión por descubrir nuevas cosas…
Ser maestra es dejarte llenar de su energía y con esa fuerza superar los obstáculos que encontramos en nuestro camino…
Ser maestra no es una profesión,  es mucho más que eso , si de verdad lo sientes, y lo vives desde dentro , y pones el corazón en cada gesto y en cada palabra que transmites , descubres que has encontrado una manera diferente de ver el mundo.

Gracias a todos, a mis 26 rosas que durante 3 años me habéis enseñado tantas cosas , os llevaré siempre dentro de mí, espero que algo de mí haya quedado también en vosotros.
Me despido sabiendo que mi labor ha terminado, yo eché la semilla en vuestra tierra y los frutos se irán recogiendo, ¡estad siempre preparados para recibir esas semillas que os ayuden a crecer!,..
Y cuando hayáis crecido lo suficiente mirad hacia atrás y recordad que ser niño  fue el mejor regalo que la vida nos pudo dar.

¡Gracias por todo lo que me habéis enseñado!
                                                                                    
                                                          Un beso grandote  : Miryam

No hay comentarios:

Publicar un comentario