sábado, 23 de abril de 2011

Farenhait 451: Una película de libro.

 

Farenhait 451 es la temperatura a que arde el papel (233º C, para que nos entendamos). Es también el título de una asombrosa película de Francois Troufaut, director francés del movimiento cinematográfico "La Nouvelle Vage" que ha proporcionado películas muy interesantes. Está basada en una novela del escritor de ciencia ficción Ray Bradbury.
El relato nos situa en una sociedad del futuro (hoy se quedaría en pasado, la película tiene sus años...) donde el acceso a los libros está prohibido siendo delito su posesión y lectura  e incinerando todos los ejemplares que son encontrados. 
La quema de libros es una barbaridad muy repetida en la historia de la humanidad.  Aquellos que quieren imponerse a los demás saben muy bien el poder que otorga a la persona la información, las ideas y los derechos que los libros transmiten. Por eso son sus peores enemigos y por eso intentan destruírlos. Recordad la biblioteca de Alejandría arrasada por las llamas por lo que representaba; la quema de libros de nuestra "Santa Inquisición", para que los cristianos "no aprendieran" otras ideas que no interesaban; las hoguera públicas en Alemania en época del nacismo con libros críticos; el incendio de la biblioteca de la Abadía en "El nombre de la rosa"... (todos estos casos tienen escenas en el cine memorables).

Hoy, en el día del libro, queremos dejar constancia de la importancia de este invento que inauguró la historia (redordad: el invento de la escritura hace unos 7000 años, marca el fin de la Prehistoria y el inicio de la Historia).

Os lo recuerda este pequeño escriba, oficio milenario antes privilegio y hoy derecho y deber de todos.
¡Contra la intolerancia: leamos libros!

Jesús Marcial Grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario