miércoles, 6 de abril de 2011

El hombre que plantaba árboles

"El hombre que plantaba árboles" es una breve novela, casi un cuento, del autor francés Jean Giono. Fue escrita alrededor de 1953, y es poco conocida en Francia, cosa curiosa, por la fama de los franceses de chauvinistas. El texto se pudo recuperar gracias a que, contrariamente a lo que sucedió en Francia, la historia ha fue ampliamente difundida en el mundo entero y ha sido traducida a trece idiomas. Lo que ha contribuido también a que se hayan hecho numerosas preguntas alrededor de la personalidad de Eleazar Bouffier y sobre de los bosques de Vergins. Si bien es cierto que el hombre que plantó los encinos es un simple producto de la imaginación del autor; es importante aclarar que efectivamente en ésta región se ha realizado un enorme esfuerzo de reforestación, sobretodo a partir de 1880. Cien mil hectáreas han sido reforestadas antes de la Primera Guerra Mundial, utilizando predominantemente pino negro de Austria y malezas de Europa. Estos bosques son actualmente bellísimos y han efectivamente transformado el paisaje y el régimen de las aguas de esta región.
    

Este libro apunta a la diana de objetivos de nuestra Semana Cultural. Los que lo nemos leído fuimos transportados a las inhóspitas tierras de Vergins anteriores a la primera  guerra mundial donde el protagonista conoce a un hombre singular: Eleazar Bouffier. La figura de esta persona, voluntariamente alejada de la sociedad, dedicada a la constante y tranquila labor de plantal árboles; nos hace sentir primero sorpresa, luego simpatía y finalmente admiración.

La descripción y la narración son muy hermosas. Os animo a que lo conozcáis y, si veis posibilidad, lo utilicéis en vuestas clases.

Aquí tenéis los enlaces necesarios:




Jesús Marcial Grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario