miércoles, 30 de marzo de 2011

Tecnicas creativas 1: "Ondas en el estanque" (Rodari)

Rodari parte de la idea de que: "una palabra lanzada al azar en la mente produce ondas superficiales y profundas", provocaría asociaciones, recuerdos, fantasías... Se trata, por lo tanto, de proponer a los niños una palabra y trabajar con los contenidos que les sugieran.

Pongamos un ejemplo cercano, se elige la palabra "cole", que podría trabajarse así:

1- Ver las asociaciones mentales que les sugiere. Narrar alguna historia o sensaciones que les produzca.
El  cole de los Pitufos (¿No son también azules?), Cole de polis (por asociación de sonidos), etc.



2- Afinidad de sonidos con otras palabras que empiezan por "co": coleta, Colasa, cola, colibrí...
La colegiala Colasa con sus coletas a la cola del cole de la colina.
o que que terminan por "ole":  Ole, con ole, con ole: ¡Vivan los chicos del cole!

3. Afinidades semánticas: academia, universidad, guardería, reformatorio, estudios, libros...
"Universidad de bebés", "Guardería de abueletes", "El libro que se escapó del cole...", "Reformatorio de lobos"... (Este  último me parece muy sugerente... Ya me imagino que llevan al lobo de Caperucita a un reformatorio y ...)

4. Trabajar con acrósitos:
Cuentan los má viejos
Once historias de miedo
Le pasaron a un niño
En el cole del pueblo.

Con ojos abiertos y cara de susto
Oídos atentos y la boca abierta
Los niños escuchan las viejas historia
Escritas por viejos, muy viejos maestros.

Casi llorando, llorando de miedo
Oscar y Luisa tiemblan en silencio
La historia es horrible
El cuento es de miedo

Como un cuervo negro
O un lobo negro
La historia es muy negra
Es oscura y siniestra

Carcajadas que suenan
Oimos con miedo
Los profes se rien
¡Era broma eso...!

5. Contar  los diferentes usos que puede tener "cole":
Lugar para aprender (y desaprender), jugar, reir, encontrar amigos, conocer gente, para que trabajen los profes y puedan vivir, para que mamá me deje en paz, para gritar, para  comer, para dibujar, leer, escribir, para refugiarnos en un terremoto, para que papá y mamá puedan trabajar, para que me compren lápices y cosas, etc.

Así pueden surgir ideas como:
"El cole que se hizo ciudad" (Recordemos el papel de los grandes centros públicos en terremotos como los de Japón donde se refugia allí todo un pueblo)
"Clase de desaprender" (Asignatura donde se desaprenden cosas malas. Habrá deberes de olvido, calificaciones negativas donde el cero será el sobresaliente, Ejercicios de "no hacer...")
"Mi casa es un cole" (Sería un pequeño homenaje a los profesores de asistencia domiciliaria como el que escribe este artículo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario